Información

Autor:
Género: Libros didácticos
Año: 2019

Libro impreso

ISBN: 978-84-120593-5-9
Páginas: 108
Formato: Tapa blanda
Tamaño: 15x21 cm
Precio: 10 €

Libro impreso: 10
Añadir a la cesta

Sinopsis

Rodolfo Pérez García
Monleras (Salamanca), 1939

Comenzó sus estudios eclesiásticos en 1952, siendo ordenado sacerdote salesiano en Salamanca, el 3 de marzo de 1968. Se licenció en Filosofía y Letras en la Complutense de Madrid y allí mismo terminó con la especialidad en Psicología en 1978; posteriormente en Teología Catequética en la Universidad Pontificia de Salamanca. Se desempeñó bastantes años en las Delegaciones de Catequesis y Pastoral Juvenil en la diócesis de Madrid y de Temuco en el sur de Chile. Ejerció como profesor en varios colegios, en el Instituto S. Pío X y en la Universidad Católica de Temuco. Ejerciendo como Psicólogo, 11 años en Psicología Educativa y 16 en Psicología clínica, uno, como psicólogo del gabinete multiprofesional de la Cónfer; como catequeta 18 años. Autor de artículos y cursos de Psicología y Teología Catequética.

Las personas que tenemos dificultades de memoria podemos disponer de una serie de estrategias y técnicas para ayudarnos a llevar una vida más saludable y al mismo tiempo lidiar con la pérdida de memoria y las exigencias de pensar un poco más:

• Planear los quehaceres, haciendo listas de lo que tiene que hacer y utilizar ayudas para la memoria como notas y calendarios. Algunas personas encuentran que recuerdan las cosas mejor si mentalmente las conectan con un nombre, canción, libro o programa conocidos, hasta con reglas nemotécnicas.

• Mantener sus intereses o pasatiempos a modo de evasión, desarrollando algunos nuevos, tales como servir de voluntario y visitar a familiares y amigos.

• Participar en actividades físicas y ejercicios. Varios estudios han asociado el ejercicio aeróbico (por ejemplo, caminar rápido) con un mejor funcionamiento del cerebro, a pesar de que se necesitan más investigaciones científicas para afirmar con seguridad si el ejercicio ayuda todo lo que debiera. El ejercicio ayuda a aliviar las sensaciones de estrés, ansiedad y depresión.

• Consumir alimentos saludables. Una dieta saludable puede ayudar a reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas y también puede ayudar a mantener el cerebro saludable.