Información

Autor:
Género: Investigación e información: general
Año: 2014

Libro impreso

ISBN: 978-84-16097-13-5
Páginas: 94
Formato: Tapa blanda o bolsillo
Tamaño: 17x24 cm
Precio: 12 €

Libro impreso: 12
Añadir a la cesta

Sinopsis

La acción tutorial es una de las funciones más importantes de la labor de los profesores y, en especial, de los tutores. La tutoría no es un concepto nuevo, ya que ha estado presente en nuestro sistema educativo desde que se establecieron en la Ley General de Educación de 1970. Es tal la importancia, hoy en día, la labor de la tutoría que forma parte de la orientación y, por tanto, de la educación. Nuestro sistema educativo entiende que la finalidad primordial de la educación ha de ser el desarrollo integral de la persona. La educación, que se inicia en la familia, no debe ir dirigida única y exclusivamente a los contenidos curriculares que se establecen por Decreto Ley, sino, al conjunto integral del desarrollo de la persona como un todo indivisible y que debe interactuar en todos los órdenes de la vida. El concepto de tutoría es más amplio que el de tutor, que tantas aceptaciones ha tenido desde la propia raíz etimológica del latín (que significa “velar por, proteger, defender”). Lázaro y Asensi (1987) definen la tutoría como una actividad inherente a la función del profesor, que se realiza individual y colectivamente con los alumnos de un grupo de clase, con el fin de facilitar la integración personal y los procesos de aprendizaje.
El Decreto de Orientación de Castilla-La Mancha define la tutoría como el conjunto de actividades que desarrolla la tutora y el tutor con el alumnado, con sus familias y con el resto de maestros y profesorado que imparten docencia a un mismo grupo de alumnos/as. Todo su contenido, planificación, desarrollo y evaluación son asesorados por el responsable de orientación del Centro. Es así, como el autor de este manual, ha ido recogiendo las diferentes experiencias de la propia práctica del día a día con los tutores y tutoras de un Centro educativo de Educación Secundaria. Estas experiencias se concretan en las diferentes actividades de acción tutorial que han ido desarrollando los tutores con su grupo de alumnos. Hay que partir que la acción tutorial (orientadora) se dirige siempre a dos niveles de intervención, niveles que derivan de la propia estructura de nuestro sistema educativo: Un primer nivel en el aula a través de los tutores y su equipo docente, el segundo nivel corresponde al Departamento de Orientación dentro del centro. Para poder llevar a cabo un buen desarrollo de estos dos niveles es necesario tener muy bien definido las funciones tanto del Tutor como del Responsable de orientación para con sus destinatarios: padres, profesores y alumnos.